¿Para qué sirve una sesión preboda?

      Muchos fotógrafos os habrán ofrecido realizar una sesión preboda pero…¿cuáles son los motivos para realizarla?

      ¡Hola!, Somos Patricia y Mario, juntos formamos The Güens, y somos una pareja de fotógrafos de boda en Cantabria, La Rioja y donde nuestros novios nos lleven. En este artículo queremos tratar la cuestión de la sesión preboda. Muchas de nuestras parejas se preguntan el porqué de estas prebodas, su utilidad, cómo se llevan a cabo, cuál es el resultado, etc.

      ¿Por qué es importante realizar una sesión preboda?

      Para nosotros, el principal motivo por el que nos resulta fundamental es que esta preboda va a ser el primer contacto que tendréis con los fotógrafos de vuestra boda y con sus cámaras. El segundo contacto ya será el día de vuestra boda y allá donde os vistáis y os preparéis para vuestro gran día (en vuestra casa, en vuestra habitación de hotel, etc).

      Como fotógrafos de boda sabemos que existe más confianza con nuestras parejas si ya hemos tenido una toma de contacto previa, si ya nos conocemos, etc. Pensad que el momento de prepararos, aparte de ser el primer momento del día de vuestra boda, es un momento un tanto íntimo y os sentiréis más cómodos conociendo a vuestros fotógrafos con anterioridad. 

      Otro motivo de peso que observamos, es que, mientras realizamos estas sesiones preboda, nos contáis un montón de detalles sobre la organización de vuestro día que nos son muy útiles para realizar nuestro trabajo durante vuestra boda. Y es que nosotros realizamos nuestras prebodas en torno a 1 o 2 meses antes del día en que os casáis, por lo que ya tendréis gran parte del día planificado. 

      Estos son los principales motivos que nos han llevado a realizar prebodas por defecto, es decir, sin un coste adicional para nuestros novios

      ¿Cómo se realizan las sesiones preboda?, ¿en qué consisten exactamente?

      Habitualmente, se eligen una o varias localizaciones en exteriores donde realizar la preboda. Nosotros, como fotógrafos de boda, damos libertad a nuestras parejas para elegir dónde quieren realizarla. En ciertos casos les es indiferente y lo dejan a nuestro criterio. Una de nuestras tareas durante el año -y quizá una de las más chulas- es aventurarnos a la búsqueda de nuevas localizaciones donde llevar a nuestras parejas.

      Nuestro estilo como fotógrafos de boda es documental, es decir, no nos apasiona captar posados sino momentos. Esto en una preboda podría ser algo más complejo, pero disponemos de muchísimos recursos para evitar que sean unos posados tradicionales: favorecemos la interactuación entre vosotros mediante diversas técnicas. Hasta las parejas más tímidas finalmente se sorprenden con el resultado.

      Nosotros no imponemos un límite de tiempo, ni de localizaciones, ni de cambios de ropa a nuestras parejas. Reservamos el día entero para ello. La media realizando fotografías es de unas 2 horas. Sin embargo, nos gusta pasar algo más de tiempo con ellos, tomando un café, charlando, etc. Así forjamos una relación más personal y de confianza mutua con nuestras parejas. 

      ¿Para qué sirven las fotos de la preboda?

      Van a ser las únicas fotografías que tengáis en vuestro reportaje de boda en las que vais a ir vestidos de un modo más informal. En este sentido, es un plus que consideramos importante. 

      Además, gracias a esta preboda dispondréis de fotografías de pareja profesionales antes de vuestra boda. Esto os abre un millón de posibilidades para vuestro gran día: realizar un álbum de firmas en el que los invitados puedan escribiros unas palabras, utilizarlas en la minuta de vuestro menú, imprimirlas y regalarlas a familiares, etc. 

      Hemos tenido prebodas de todo tipo: con animales, con hijos, viajando, etc. Prácticamente siempre vemos alguna foto de nuestras prebodas durante las bodas, su utilidad es indiscutible. 

      ¿Cómo me visto para mi preboda? 

      Nosotros enviamos un pequeño manual a nuestras parejas para darles una serie de consejos. No somos en absoluto tiquismiquis, pero como fotógrafos de boda conocemos algunos trucos que hacen mucho mejor el resultado. 

      Uno de estos consejos es no utilizar, como norma general, estampados demasiado complejos o de colores demasiado llamativos. El resultado mejora si se utilizan colores más suaves (colores claros como blancos, crema, beige, etc), y ropa lisa, sin diseños o patrones. Evitar los logos, especialmente aquellos demasiado grandes o llamativos, es algo que también aconsejamos.

      Si la pareja se decide a arriesgar un poco más con los colores, cosa que en ocasiones da buen resultado, aconsejamos comprobar que los colores peguen; es decir, que no sean demasiado distintos el uno del otro o bien que creen una cierta armonía visual. Para aquellas parejas que no quieren arriesgarse o complicarse demasiado, una buena opción es utilizar vaqueros y algo claro para la parte de arriba. 

      Nosotros permitimos a nuestras parejas realizar los cambios de ropa que consideren oportunos. Muchas parejas también nos envían fotografías de la ropa antes de las prebodas y nosotros les asesoramos. Confiar en vuestros fotógrafos siempre será una buena opción.