C


      Consejos para organizar una ceremonia civil perfecta

      Las ceremonias civiles, al estar mucho menos regladas que las religiosas, os permiten muchas más opciones a la hora de planificarla. En definitiva, podréis ser más creativos y decidir más aspectos sobre ella, pudiendo elegir cada detalle: dónde se celebrará, quién hará la función de maestro de ceremonia, la duración, cómo vais a daros el ‘sí quiero’, y un larguísimo etcétera. 

      Si finalmente habéis decidido optar por una boda civil, seguramente os surjan un montón de preguntas y estéis, al principio, algo perdidos. Aquí intentaremos poner un poco de orden en cuanto a los pasos a seguir, así como mostraros diferentes opciones que quizá no sabíais que tuvieseis. 

      Lo primero de todo es decidir DÓNDE va a transcurrir vuestra ceremonia civil. Aquí hay dos corrientes principales: 

      • El Ayuntamiento, Juzgado o cualquier otro edificio público donde os ofrezcan realizar la ceremonia: Esta opción es la adecuada en aquellos casos en que el lugar realmente os convenza (hay ayuntamientos y otros edificios públicos realmente bonitos, pero, por desgracia, otros no tanto), y también es, por lo general, la única opción que tenéis si para vosotros es importante firmar y formalizar realmente vuestro matrimonio en el momento de realizar la ceremonia. Salvo unos pocos ayuntamientos que sí permiten firmar fuera del consistorio, si no os casáis en estos edificios públicos tendréis que ir unos días antes de la boda a firmar y formalizar vuestro matrimonio. Es decir, en el resto de casos la ceremonia no tendrá validez legal en sí, sino que será solo (que no es poco) una celebración de vuestro amor.

       

      • La finca de boda donde celebraréis el resto de vuestro día. Muchas fincas de boda ofrecen un lugar donde realizar la ceremonia civil. Una ventaja de esto es que no perderíais tiempo en desplazamientos, al realizar todo en el mismo lugar. Es más, muchas fincas también os ofrecen estancias donde dormir y prepararos, por lo que podríais vestiros también en dicho lugar. Informaros bien sobre todo ello, y, puesto que en muchos de ellos la ceremonia la tienen planteada al aire libre (algo que personalmente nos encanta) , un consejo que os damos es verificar que tengan un Plan B que también os convenza en caso de lluvia, sobre todo si vivís en una zona lluviosa.

        Boda en La Huerta de CubasThalia y Carlos

      Pero hay más opciones: hemos tenido parejas que han realizado la ceremonia en la casa familiar de su pueblo, o en un huerto también perteneciente a un miembro de su familia. Si habéis pensado en alguna opción así, no la descartéis de antemano, según nuestra experiencia, y aunque conlleven más trabajo y planificación que las opciones anteriores, todo les salió a la perfección. 

       

      Lo siguiente que deberíais decidir es LA HORA a la que queráis que comience dicha ceremonia. Esto depende de si queréis una boda de día o de tarde. Si queréis una boda de día (es decir, que el banquete sea una comida), la ceremonia tendría lugar, como norma general, entre las 12-13h. Y si la queréis de tarde (el banquete en este caso sería una cena), las ceremonias habitualmente se realizan en torno a las 17h-18h. Si dudáis entre realizarla de día o de tarde, consultad este artículo en el que os comentamos los pros y contras de cada opción para ayudaros a decidir. 

      Boda en Jardines de ViaresJimena y Javier 

      Después de esto, debéis pensar en LA DURACIÓN de vuestra ceremonia. Según lo observado en nuestro trabajo como fotógrafos de boda, las ceremonias civiles no tienen una duración establecida, sino que la propia planificación de la misma es lo que hace que duren más o menos. Lógicamente, cuantas más personas quieran tomar la palabra durante la ceremonia, o cuantas más cosas se hagan durante esta, más durará. Hay novios, quizá algo más tímidos o reacios al protagonismo, que se decantan por ceremonias más cortas, y otro que realizan ceremonias más largas en las que incluso ellos mismos han sido maestros de ceremonia, con un montón de amigos y familia interviniendo. En ceremonias civiles en Ayuntamientos u otros edificios públicos la duración de estas ceremonias puede estar algo más reglada. 

      Otro aspecto fundamental es elegir a vuestro MAESTR@ DE CEREMONIA. Si vuestra boda es en un Ayuntamiento, habitualmente será el alcalde o algún concejal de la corporación municipal. Si es este el caso, aseguraros de que esa persona tiene lavia y que podrá llevar a cabo una ceremonia dinámica y entretenida, que consiga mantener la atención de vuestros invitados. 

      Si vais a decidir vosotros, entre vuestros invitados, quién será dicho maestr@ de ceremonia, debéis buscar eso mismo: alguien extrovertido y que no le tema a hablar en público, que tenga desparpajo y sepa mantener animada y atenta a toda vuestra gente. Por nuestra experiencia, nuestros novios suelen decantarse por amigos. Creedlo o no, pero los padres de nuestras parejas se lo pasan bomba escuchando a esos amigos contar anécdotas de sus hijos que quizás no conociesen. 

      Sabed también que podéis designar a más de una persona como maestro de ceremonia.

      Y después de tener cerrado todo esto (que no es poco), os quedan dos detalles:

      Uno de ellos es el RITUAL que vais a realizar para formalizar vuestro matrimonio. En las ceremonias civiles en Ayuntamientos esto también está más reglado, pero en las demás tenéis más rienda suelta para hacer algo diferente y original. Podéis optar por el tradicional intercambio de anillos, o complementarlo o sustituirlo por otros. Hemos visto diferentes ritos, desde la ceremonia del vino en el que los novios mezclan dos variedades distintas, y se ofrecen el resultado de ello el uno al otro, plantar juntos un árbol en una maceta que luego conservarán en casa, enlaces temáticos (medievales, celtas, o basados en algo que les guste a los dos)

      Y el otro detalle a cubrir, este ya con algo más de calma, sería la DECORACIÓN del lugar de la ceremonia. En las fincas de boda también suelen tener esto bastante cubierto, pero aún con ello os recomendamos dar un toque personal a vuestra ceremonia. 

      Boda Anabel y David 

       

       

       

       

       

      0