B

       

      Boda en Marqués de Vargas

      Ana Gabriela y Javier

       

      Ana Gabriela y Javier celebraron su boda en Marqués de Vargas, una bodega cerca de Logroño. Fue una boda al detalle, donde no faltó de nada.

      Cuando conocimos a Ana Gabriela y Javier sabíamos que íbamos a congeniar muy bien con ellos. La preboda ya fue una locura de divertida y la boda no iba a ser menos. 

      Marqués de Vargas es una bodega impresionante al lado mismo de Logroño. En la finca podemos encontrar la bodega donde elaboran el vino, toda la zona donde se realizan las bodas y la antigua casa del marqués donde han mantenido una estética y decoración clásica que es lo que hace tan especial la casa. No podemos olvidar que fue una boda entre viñedos, ya que la bodega no podía estar mejor ubicada que entre sus propias viñas.  

       

      Ana Gabriela fue una novia muy decidida. Tenía claro cual iba a ser su vestido, bueno mejor dicho: cuáles iban a ser sus vestidos (luego os contaremos un poquito más sobre su segundo vestido), quiénes le iban a hacer los tocados tan especiales que quería y sobretodo en quién confiar para que el día más importante de su vida tuviese todo perfecto; Elena se ha convertido en una persona inseparable de Ana Gabriela, tanto que juntas forman Gabriela Amarte. Se conocieron por casualidad y no podía el destino haber hecho mejor unión. 

      El vestido ha sido un gran secreto, a Ana Gabriela le encanta la moda y sabía que estilo era el que quería para el día de su boda. Pero seguimos manteniendo el secreto del segundo vestido hasta el momento del cambio en la fiesta. 

      Ese mismo día los chicos de Grace Bridal Industries subieron a Logroño para entregar en persona a Ana Gabriela sus complementos y el impresionante ramo. 

      Después de prepararse, Ana Gabriela decidió hacerse una fotos por la preciosa casa del marqués. Se cambió con tiempo porque tenía claro que quería hacerse unas pocas fotos sola por el entorno de Marqués de Vargas.

      Javier se cambió en su casa de su madre junto a ella y su hermano. Los hermanos se ayudaron primero entre ellos y finalmente bajaron a la tienda Amadeo donde le colocaron los últimos detalles antes de salir ya directamente hacia la iglesia. 

      La iglesia San Bartolomé en Logroño fue la elegida para la ceremonia. Es la iglesia más antigua de Logroño, siendo de las más importantes de la ciudad. 

      La ceremonia fue muy emotiva, la madre de Ana Gabriela sorprendió a la pareja con un guitarrista que tocó una canción que compuso hace muchos años el abuelo de Ana Gabriela y que se la dedicaba a ella. No pudimos contener las lágrimas en ese momento. 

      ¡Legó el momento de la espectacular entrada al cóctel! La pareja entró a Marqués de Vargas con unas bengalas de humo y al ritmo de la música. Twin Room fueron los encargados de darle jazz al cóctel.

      Tras la entrada al cóctel, decidieron hacerse una primeras fotografías como marido y mujer, aprovechando los últimos rayos de sol del día y las preciosas viñas de Marqués de Vargas

      La decoración de la mano de Gabriela Amarte estaba al detalle, los dorados y los verdes inundaban una carpa blanca a la luz de las velas. Los animales dorados en las mesas llamaban muchísimo la atención. Sin duda, su trabajo hizo que esta boda en Marqués de Vargas fuese si cabe más espectacular. Pero como una imagen vale más que mil palabras:

      Cuando cayó la noche el banquete de la mano de Echapresto comenzó. Durante la cena no faltaron los brindis, regalos sorpresa y un montón de momentos emocionantes. Algunos de los momentos más emotivos fueron la entrega del ramo y la de los regalos a los abuelos de Javier, así como el discurso de su hermano. 

      Al acabar el banquete se proyectaron unos vídeos que habían hecho los amigos de la pareja. El baile lo abrieron la novia y el padrino para sorpresa de los invitados. 

      Al poco Ana Gabriela subió de nuevo a la habitación y se cambió de vestido y tocado. El secreto del segundo vestido es que: ¡Se lo había hecho ella misma! Nos quedamos alucinados de lo bien que le quedó, nos encantan las personas tan creativas. 

      El segundo tocado también de Grace Bridal Industries era alucinante, estaba pensado totalmente para ella. 

      Cuando volvió a bajar al baile, junto a Javier, hicieron el tan esperado baile nupcial, con un toque distinto ya que Ana Gabriela es profesora de baile.

      El photocall con dos cebras acababa con el incógnita del por qué aparecía este animal en su invitación de boda. Entre risas, momentos divertidos y música acabó esta preciosa boda. 

       

       

      Wedding planner: Gabriela Amarte (Ana Gabriela y Elena Cambra)

      Lugar: Marqués de Vargas

      Catering: Echapresto Gourmet (Eventos Echapresto)

      Vestido de la novia: Aire Barcelona.  Tienda: Rivoli 

      Traje del novio: Erreese  Tienda: Amadeo

      Complementos y ramo: Grace Bridal Industries

      Zapatos novia: Salo Madrid

      Peluquería: 

               Novia: Ana Dominguez.

               Novio: Ramos Peluqueros.

      Maquillaje: Teresa Elguea

      Flores: Hidrojardín

      Video: Sergio de Nouvelle Films

      (Link de la info en el nombre del proveedor)